Durante las 4 semanas siguientes a una Cirugía Bariátrica los pacientes deben realizar sólo caminatas, partiendo con 20 a 30 minutos diarios y tratando de llegar a  60 minutos.

Transcurrido 4 semanas, los pacientes DEBEN empezar a realizar actividad física, pero hay que tener en cuenta que una persona en esta situación está en una condición muy particular: está convaleciente de una operación (los tejidos están aun cicatrizando), están pasando por un periodo de desnutrición agudo (generalmente en un mes han bajado el 10% del peso inicial) y todavía tiene Obesidad.

Por eso hay que tomarse las cosas con calma y apoyarse de un equipo de rehabilitación física (generalmente conformados por Kinesiólogos), que conocen del punto de vista médico la nueva condición del paciente y son capaces de trabajar de manera individualizada para poder “echar a andar” el cuerpo de manera armónica, progresiva y sin lesionarlo, para que el ejercicio se transforme en una experiencia grata para el paciente y que vaya mejorando sus capacidades de manera paulatina, para lograr luego incorporar la actividad física como parte de la rutina de vida.