Cada vez veo mas pacientes mayores de 60 años con Obesidad.

En general la mayoría de ellos, tanto por la edad como por la obesidad, han desarrollado enfermedades crónicas que generan riesgo cardiovascular, como hipertensión, diabetes, etc.

Pero he visto que, en este grupo de personas, eso no lo que más les afecta, sino como la Obesidad deteriora su calidad de vida en cuanto a sus actividades cotidianas.

Me cuentan que les duele las espalda, las rodillas, las caderas… Se cansan con mínimos esfuerzos (pararse de la cama pareciera ser un suplicio), y simplemente no logran hacer actividades cotidianas como ir al supermercado o bajar la escalera del metro… Incluso hay personas que llegan a la postración por el daño que genera el exceso de peso sobre las articulaciones.

Pienso que esto último es la principal razón para realizar Cirugía Bariátrica en una persona de más de 60 años… Con el objetivo de mejorar la calidad de vida, y devolver la capacidad de movilidad y agilidad que han perdido los adultos mayores.

La evidencia científica demuestra que los adultos mayores bajan menos de peso luego de una Cirugía Bariátrica (si se les compara con un adulto joven), y eso siempre les decía a los pacientes, para que no tuvieran tantas expectativas, pero la experiencia me he sorprendido gratamente al ver que la gran mayoría logra las mismas bajas de peso que cualquier persona y el hecho de volver a hacer una vida normal produce una tremendo impacto en calidad de vida.