Después de una Cirugía Bariátrica, aproximadamente 1 de cada 4 pacientes (25%) desarrolla cálculos en la Vesícula Biliar.

Estos aparecen durante los primeros 6 a 12 meses.

Pueden ser asintomáticos o sintomáticos, provocando inflamación en la Vesícula, que se manifiesta por dolor de tipo “retorcijón” en la parte superior derecha del abdomen, que a veces se irradia hacia la espalda.

El principal problema de estos cálculos es que son pequeños, y pueden salir de la Vesícula y producir Pancreatitis aguda, que es una enfermedad potencialmente muy grave.

Por eso la recomendación es que a los 6 meses de sometido a una Cirugía Bariátrica, TODOS los pacientes se realicen una ecografía abdominal para descartar este problema.

Si aparecen cálculos la única solución es someterse precozmente a la Cirugía de Extirpación de la Vesicula (Colecistectomía), para evitar potenciales problemas.